sábado, 12 de abril de 2014

‘Mejor otro día’, amistades extremas que generan simpatía


Noche de fin de año, Londres. Cuatro desconocidos se encuentran en lo alto de un edificio con un mismo objetivo: saltar hacia abajo. No en vano el título del libro en el que se basa esta historia es En picado, mucho más adecuado que el insulso y simple Mejor otro día de la adaptación que Pascal Chaumeil (Los seductores, Llévame a la Luna) ha llevado a la gran pantalla. Basada en el texto original de Nick Hornby, Mejor otro día juega con un punto de partida original y muy prometedor. Sin embargo, la película toma la dirección equivocada y acaba conformándose con ser una simpática historia de amistad y segundas oportunidades, bien interpretada, correcta para pasar el rato, pero poco más. 


El suicidio no es un tema del que se pueda reír uno fácilmente. De ahí que el humor negro con el que empieza la cinta sea una de sus mejores virtudes. El encuentro en la azotea brilla por lo chocante de la situación, y lo que... (continuar leyendo


Lo mejor: la originalidad de la propuesta, la naturalidad de Imogen Poots y el personaje de Aaron Paul.

Lo peor: el decaimiento notable del ritmo de la historia y la sensación de haber desaprovechado un material interesante en una película que no llega más allá de la mera simpatía.

Nota: 6


El contenido original de esta entrada pertenece a MySofa. Para leer el contenido entero entra aq.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...