viernes, 16 de mayo de 2014

’10.000 Km’ - realidad y sentimiento a través de una pantalla de ordenador


Las relaciones de pareja, tópico entre tópicos. O eso es lo que se dice, ¿no? Si bien es cierto que el tema ha dado lugar a una larga lista de obras literarias y cinematográficas a lo largo de los años, también es verdad que, al partir de una realidad tan próxima y cotidiana como es la vida misma, la pareja y sus altibajos es un tema de lo más agradecido y extremadamente rico en emociones, diálogos y reflexiones personales. Brillantes películas han salido en relación con este “tópico”. George Cukor, Richard Linklater Sam Mendes, Woody Allen, Ingmar Bergman, Stanley Donen y Ang Lee, entre tantos otros, son prueba de ello. Claro que no siempre nos encontraremos con los diálogos de Ethan Hawke y Julie Delpy o veremos la química entre Katharine Hepburn y Spencer Tracy, pero de tanto en cuanto, y si escogemos bien, quizás encontraremos alguna joya que, esperando en ese oscuro y mágico espacio al que llamamos sala de cine, consiga llamar nuestra atontada atención y removernos por dentro. 10.000 Km no es una película perfecta —ni hace falta que lo sea—, pero remueve, sacude y brilla a quilómetros de distancia. 


Quizás sea por la realización de Carlos Marquès-Marcet quien, a pesar de dirigir su primer largometraje, sorprende con algunas escenas de belleza técnica y artística, como la... (continuar leyendo)  


Lo mejor: la realización, los dos actores y esa primera y magistral escena. 

Lo peor: el un poco —solo un poco— alargamiento de la cinta que, de todos modos, también podríamos entender como otra manera de mostrar el estancamiento de la relación.

Nota: 9


El contenido original de esta entrada pertenece a MySofa. Para leer el contenido entero entra aq.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...